Canción actual

Title

Artist


Vive como un niño

Escrito por el abril 22, 2018

Jesús llamó a un niño pequeño y lo puso en medio de ellos. Entonces dijo: Les digo la verdad, a menos que se aparten de sus pecados y se vuelvan como niños, nunca entrarán en el reino del cielo. Así que el que se vuelva tan humilde como este pequeño es el más importante en el reino del cielo. Mateo 18:2-4 (NTV)

Estas palabras de Cristo son en respuesta a la pregunta que le hicieron los discípulos “¿Quién es el mayor en el reino de los cielos?” (Mateo 18:1) Al parecer, en la sociedad que vivimos y en nuestra mente está siempre ser el primero, el mayor, el mejor y el más poderoso. Nos han enseñado que el éxito es estar ahí arriba, en la cima. Y no es algo malo ni daña a nadie, pero debemos tener mucho cuidado con  la soberbia y el orgullo. Porque pueden afectar nuestra relación con Dios y el verdadero propósito por el cual hemos sido creados.

En una ocasión los discípulos de Jesús, disputaban entre sí sobre quién será el mayor en el reino del Señor y entonces Jesús les preguntó: “… ¿Qué disputabais entre vosotros en el camino? Mas ellos callaron; porque en el camino habían disputado entre sí, quién había de ser el mayor. Entonces él se sentó y llamó a los doce, y les dijo: Si alguno quiere ser el primero, será el postrero de todos, y el servidor de todos.” (Marcos 9:33-35)

En ningún sentido Dios prohíbe que seamos los mejores o los más exitosos en nuestras vidas, familias o profesiones. Es más, en su palabra Dios desea que prosperemos en todas las cosas y que tengamos buena salud (3 Juan 1:2) Sin embargo, debemos actuar con humildad, sabiduría y gratitud con todo lo que recibimos de Dios.

Jesús, cuando dice que debemos ser como niños para entrar al reino de los cielos, se está refiriendo a aquellas características que los adultos hemos perdido y que necesitamos volver a recuperar.

¿Por qué Jesús quiere que seamos como niños? Porque, lo primero que hacen los niños, cuando despiertan en la mañana, es buscar a su mamá o papá para luego ponerse a jugar. (Salmo 63:1)

No se preocupan por las necesidades del día, ni quién podrá prepararles el almuerzo. Juegan tranquilos porque saben que hay otros que velan por su bienestar. (Mateo 6:25-34) Cuando necesitan algo, inmediatamente se acercan a sus padres, porque confían que serán escuchados y que pueden cubrir sus necesidades. (Mateo 7:7-11; Santiago 1:6)

Si están cansados a media mañana o por la tarde después de jugar, buscan a su mamá para poder descansar o tomar su siesta. (Mateo 11:28)

Cuando se caen o lastiman, lloran y buscan a su madre o padre para recibir de ellos el consuelo que necesitan. (1 Juan 1:9; Isaías 1:18; 1 Juan 2:1)

Reciben disciplina de sus padres y nunca queda en ellos un enojo o rencor. Porque después de un momento de dolor ya están de nuevo en los brazos de sus padres. (Hebreos 12:6) Tampoco buscan vengarse como lo hacemos muchas veces los adultos. (Efesios 4:31-32)

Y algo hermoso que caracteriza a los niños y que Jesús lo resalta es su humildad, no distinguen lo que es ser más que otro. Por ejemplo, un niño rico puede jugar con un niño pobre sin ningún problema, para ellos no hay diferencias. El Señor nos dice que la humildad se demuestra en el servicio a los demás, como podemos observar en los siguientes los pasajes: Mateo 20:25-28; Romanos 12:16; Filipenses 2:3.

Aprender a vivir como un niño y en todo tiempo depende de tu Padre y actúa como él te manda.

 

 

El siguiente crédito, por obligación, es requerido para su uso por otras fuentes: Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

The post Vive como un niño appeared first on CVCLAVOZ.

Anuncios

Opiniones

Deja un comentario


A %d blogueros les gusta esto: