Canción actual

Título

Artista


“Pensábamos que la Covid-19 minimizaría la persecución, pero ha sido lo contrario”

Escrito por el enero 13, 2021

Lejos de mitigar la realidad de la persecución, la pandemia del coronavirus ha intensificado las hostilidades contra los cristianos a lo largo de todo el mundo. Así lo refleja la última edición de la Lista Mundial de Persecución (2021) publicada por Puertas Abiertas, y según la cual, la epidemia ha servido a determinados gobiernos para “exacerbar la discriminación sistemática que sufren las minorías cristianas” y para “legitimar el aumento de la vigilancia y las restricciones aplicables”.

El informe cuantifica que, a lo largo de 2020, unos 340 millones de cristianos en todo el mundo han sido objeto de discriminación, trato desigual y persecución violenta. Durante el año pasado, 4.761 personas fueron asesinadas por causa de su fe en Jesús, dicen desde la organización. En total, un 60% más que el año anterior. Además, 4.277 cristianos fueron arrestados sin un procedimiento legal o sentenciados estando ya en prisión, y 4.488 lugares de culto cristianos fueron objeto de ataques.

“La persecución crece. Crece cada vez más. Estamos viviendo una situación de grave crecimiento en la persecución”, ha señalado el director de Puertas Abiertas en España, Ted Blake, en un entrevista exclusiva con Protestante Digital. Mientras que en las últimas ediciones de la lista, había países que registraban niveles de persecución más variados, entre extremos, muy altos y altos, en esta última publicación, y por primera vez, los 50 países que conforman el ranking han alcanzado un nivel de hostilidad hacia los cristianos “muy alto”, y en el caso de los doce primeros, “extremo”.

“Pensábamos que la Covid-19 minimizaría la persecución, pero ha sido lo contrario”

Las mujeres sufren la persecución de forma diferente a los hombres, siendo violadas, casadas a la fuerza o amenazadas con ser separadas de sus hijos. / Puertas Abiertas

En su informe, Puertas Abiertas se refiere a la pandemia del coronavirus como uno de los factores que ha generado “un gran impacto en la vida de los cristianos que viven bajo una presión constante”. “Pensábamos que la Covid-19 iba a minimizar el efecto de la persecución, pero ha sido lo contrario. En realidad ha aumentado la persecución”, remarca Blake.

En 2020, 4.761 cristianos fueron asesinados y 4.488 iglesias sufrieron ataques.

Un impacto que se ha traducido también en una lista más larga que en ediciones anteriores. Y es que, además de los 50 países que han registrado mayores niveles de hostilidad hacia los cristianos, Puertas Abiertas incluye siempre un espacio con países que registran también niveles elevados, aunque no tanto como los otros, y que este año está formado por un grupo de 24 naciones.

Desde la organización aseguran que las consecuencias de la pandemia en materia de persecución están relacionadas con el empeoramiento de las estructuras económica, social y cultural ya existentes, pero también con el aprovechamiento por parte de grupos islamistas violentos y del crimen organizado para expandir su actividad, y de gobiernos autoritarios para aumentar la vigilancia y las restricciones.

En su nueva publicación, Puertas Abiertas dedica un apartado exclusivo a la perspectiva de género en el ámbito de la persecución. “El efecto de la persecución contra las mujeres cristianas no es que haya ido creciendo, sino que lo hemos ido descubriendo con el tiempo. En muchas de las sociedades de los países de la lista, el hombre es mucho más visible que la mujer. La mujer sufría en silencio todo lo que pasaba, pero comenzamos a descubrir esa realidad. A las mujeres se las ataca por medio de violaciones, malos tratos, matrimonios forzosos o la amenaza de quitarles los hijos”, explica Blake.

También incluyen las primeras conclusiones de su análisis sobre el efecto de las hostilidades en los niños de familias cristianas. “Los niños, en muchos casos, son afectados por la fe de sus padres. Por ejemplo, cuando un niño cristiano va a la escuela en un país donde la religión mayoritaria es diferente, les hacen preguntas teológicas que un adulto tendría dificultades de contestar. También sufren el rechazo social de otros niños y de profesores”, añade.

La persecución ha crecido de forma destacada en Nigeria y China

Como es habitual, en la lista recogen una serie de sugerencias que lanzan a las instituciones y los gobiernos para ayudar a revertir la realidad de la persecución, como invertir más en nuevas investigaciones y en la recopilación de datos para comprender de qué manera ha afectado en particular el coronavirus a la persecución, o aplicar políticas concretas en el sentido de garantizar la seguridad de las minorías religiosas en los países donde se siguen produciendo violaciones del derecho de libertad religiosa. “Muchos de los países que se encuentran en nuestra lista son países firmantes de los acuerdos de los derechos y la implementación de la libertad religiosa. Por eso, cuando aparecen en la lista, hay una contradicción y se puede utilizar eso para llamarles la atención”, señala Blake.

Las imágenes de milicianos de Boko Haram asesinando a cristianos la pasada Nochebuena en el Estado de Borno, al noreste de Nigeria, ha sido una de las últimas puestas en escena de una violencia que no ha dejado de crecer en el continente, y que en numerosas ocasiones se ha dirigido a la población cristiana. De los 4.761 asesinatos de cristianos en 2020, el 91% se ha producido en suelo africano. De hecho, Nigeria ha vuelto a ocupar un lugar entre los diez primeros países de la lista (el noveno), algo que no ocurría desde 2015. “Mientras que antes, la violencia en Nigeria se concentraba sobre todo en el norte, ahora estamos viendo que está llegando a todos los rincones del país. El presidente Buhari está facilitando el incremento de la violencia en Nigeria”, señala Blake.

Otras de las novedades relativas al continente en la nueva lista publicada son la inclusión en el ranking de los 50 de Mozambique, un país de mayoría cristiana, a causa de los ataques yihadistas en la región de Cabo Delgado, en el norte del país, y de las Islas Comoras.

Asia sigue siendo el continente donde se registra una mayor hostilidad hacia el cristianismo, albergando el 77% de los ataques a lugares de culto cristianos en todo el mundo y con Corea del Norte y Afganistán encabezando un año más la lista. Sin embargo, el crecimiento que se registra en la última publicación de Puertas Abiertas está relacionado con el incremento del control por parte de China, por la consolidación del nacionalismo hindú en India y por actitudes discriminatorias hacia la población cristiana en la gestión de la pandemia en países como Vietnam, Bangladés y Birmania. 

“No todos los cristianos sufren persecución de la misma manera en China, pero sí están en situación potencial de sufrir persecución. La cifra general de cristianos perseguidos en el mundo ha crecido, en buena parte, por la extensión de la persecución en China”, subraya el director de Puertas Abiertas en España, Ted Blake, sobre el gigante asiático que vuelve a estar entre los 20 países donde más se persigue a la población cristiana tras diez años. 

“Pensábamos que la Covid-19 minimizaría la persecución, pero ha sido lo contrario”

Después de diez años, China vuelve a ocupar una posición entre los 20 países donde más se persigue el cristianismo. / Puertas Abiertas

Latinoamérica vuelve a tener dos representantes en la Lista Mundial de Persecución de 2021, con el regreso de México, además de Colombia. En ambos países, la hostilidad contra los cristianos está relacionada con la violencia contra poblaciones indígenas y con la influencia del crimen organizado y de otros grupos armados. “La vida de un cristiano es diferente, en oposición al pecado. Cuando el cristiano enfrenta situaciones de crimen y de negocios ilegítimos, eso causa persecución. Pero lo hacen, no porque se opongan al crimen organizado simplemente, sino porque son cristianos y por su fe tienen otro estilo de vida”, matiza Blake.

Otra de las novedades de la lista es la caída de Rusia de los 50 primeros países de la lista, después de que el año pasado alcanzase el puesto 46. Además, desde Puertas Abiertas señalan que aunque se han registrado ataques en Europa, como el asesinato del profesor de secundaria francés Samuel Paty, o el atentado en Viena, no se considera que la situación en el continente, ni tampoco en América del Norte ni Oceanía, pueda dar pie a un nivel de persecución ahora mismo.

“La persecución que se vive, por ejemplo, en África, no tiene punto de comparación con la situación en Europa. En el continente europeo seguimos teniendo muchas garantías de nuestras libertades a día de hoy”, apunta Blake.

Publicado en: PROTESTANTE DIGITALInternacional – “Pensábamos que la Covid-19 minimizaría la persecución, pero ha sido lo contrario”

Avivamiento Radio no se hace responsable por el contenido de este artículo. Solo publicamos artículos De Fuentes de confianza, pero es posible que se publiquen artículos con opiniones diferentes a los nuestros. Cada lector debe evaluar el contenido publicado con mucho cuidado. Si cree que hay algún problema con este artículo, le invitamos a ponerse en contacto con nosotros. Escríbenos a [email protected]


Opiniones

Deja un comentario