Canción actual

Title

Artist


No es de reyes

Escrito por el junio 1, 2018

 

Prov. 31:4 “No es para los reyes, oh Lemuel”

Todo empezó mucho tiempo atrás… No sabemos en qué momento sus miradas se cruzaron. No sabemos en qué instante esas miradas se enviaron un mensaje que solo ellos pudieron descifrar, eran miradas de mutua comprensión, expresando en esos gestos visuales  mensajes silenciosos y cargados de intensidad. Miradas que decían mucho sin necesidad de palabras…

Para los demás de la congregación solo eran un par de personas que se relacionaban bajo el manto del Evangelio. Eran pastor y oveja. Solo eso. No había nada de qué preocuparse. Incluso la esposa de él no veía nada sospechoso. Era su esposo, era el pastor, era el ungido del Señor. Se sentía segura de su amor y su respeto. Hasta que sus advertencias cayeron en oídos sordos. Las esposas saben cuándo hay algo que interrumpe el curso normal de la rutina de alguien con quien se ha convivido durante tantos años.

Hasta que brotó la semilla sembrada tiempo atrás. Aquellas miradas se convirtieron en palabras, las palabras en citas, las citas en acción. Y salió a luz el pecado, adulterio, fornicación. Vergüenza. Humillación. El barco que empieza a naufragar en las aguas tormentosas de la lascivia y la lujuria que se había estado incubando en sus entrañas…

Todo empezó mucho tiempo atrás…

El adulterio no sale a luz cuando empieza. Es como una pequeña llama que se va encendiendo poco a poco hasta que el fuego arrasa con todo lo que encuentra a su paso: Ella, -la mujer-, queda estigmatizada. Es la traidora. La sucia. La entrometida. La carnal. Él, -el hombre-, queda marcado para siempre. Le falló a Dios, a su familia y a su congregación. Queda inhabilitado. Pierde el respeto que logró cultivar por tanto tiempo. A donde quiera que vaya le precede su pecado. Ellos, -su familia-, quedan avergonzados. ¿Supiste lo que hizo el papá de esos muchachos? ¿Ya te contaron lo que le sucedió a la hermanita que va entrando?  Son las frases que se dicen en voz baja. Y la congregación se dispersa, se pierde la visión, y los pocos fieles que quedaron se reparten los despojos… Todo

Anuncios

Opiniones

Deja un comentario


A %d blogueros les gusta esto: