Avivamiento Radio – Alta Calidad (128 kbps)

Canción actual

Title

Artist


5 mejores consejos de C.S. Lewis sobre la vida cristiana

Escrito por el marzo 17, 2019

Recibimos un flujo constante de correos electrónicos de oyentes que preguntan sobre oraciones sin respuesta, como esta de un oyente de podcast llamado Luis. “Hola, Pastor John. En Filipenses 4:19, leí esta promesa: “Dios suplirá todas tus necesidades de acuerdo con sus riquezas en gloria en Cristo Jesús”. Pero no veo a Dios proveyendo como su palabra dice que lo haría. Mis oraciones aumentan, pero parece que Dios está en silencio, o él me responde constantemente con un ‘no’ implícito. Esto hace que me sienta desanimado e ignorado. ¿Cómo respondo a este ‘no’ de Dios cuando oro por cosas buenas?

Un “no” a menudo duele

Creo que pocas cosas me han hecho buscar en mi alma y buscar en las Escrituras más que el hecho de haber llamado al Señor para que haga las cosas, que creo que están en perfecto acuerdo con su voluntad, de acuerdo con las Escrituras, y, sin embargo, no lo ha hecho, o. No veo el problema de la oración sin respuesta de una manera teórica, sino de una manera muy personal y, a veces, desgarradora.

“No veo el problema de la oración sin respuesta de una manera teórica, sino de una manera muy personal y, a veces, desgarradora”. Pío Compartir en Facebook

No pretendo tener una respuesta final. Espero que algún día lo entiendan mejor y que haya profundizado más con Dios en oración para que pueda entender tanto las Escrituras como la experiencia de cómo él trata a sus hijos.

Él me ha enseñado algunas cosas, y podría ser útil si le diera dos pasajes bíblicos para que piense y vea si lo lleva más profundo de lo que he ido a la mente y al corazón de Dios con respecto a la forma en que él lo hizo y cómo responde a sus hijos cuando le piden cosas.

Uno de los textos es Mateo 7: 7–11. Lo vi hace años y años, y así ha tenido un efecto maravilloso con los años. El otro es una visión completamente nueva de Génesis 17.

Peces y serpientes

Esto es lo que Jesús dice en Mateo 7: 7–11 : “Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá. Porque todo aquel que pide, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá.  ¿Qué hombre hay de vosotros, que, si su hijo le pide pan, le dará una piedra? ¿O si le pide un pescado, le dará una serpiente?Pues si vosotros, siendo malos, sabéis dar buenas dádivas a vuestros hijos, ¿cuánto más vuestro Padre que está en los cielos dará buenas cosas a los que le pidan?”

Esa es una asombrosa analogía que nos hace pensar en cómo tratamos a nuestros hijos y cómo Dios trata a sus hijos. Lo que sorprende aquí es que Dios promete dar cosas buenas a sus hijos cuando lo pidan. Es sorprendente, porque no dice que les da exactamente lo que piden.

Como se está comparando con nuestra propia crianza, sabemos que ese es el caso. No les damos a nuestros hijos, especialmente cuando tienen dos o tres años, todo lo que piden. Ellos no saben todo lo que es bueno para ellos.

Recuerdo que una vez mi hijo Benjamín me pidió una galleta. Estoy totalmente ansioso por darle una galleta a la hora de la merienda. Cogí la caja y noté que tenían moho. Le digo que no le puedo dar una galleta porque tiene pelusa. Él dice: “Me comeré la pelusa”. Sabía que el moho no era bueno para él. Ese día, consiguió algo que no pidió y no quería tanto como quería una galleta. Pero en el fondo lo habría deseado más si supiera lo que era bueno para él.

Creo que las palabras de Jesús nos apuntan en esta dirección cuando tratamos con una oración sin respuesta. Ahora, eso puede parecer una buena solución, pero sé lo que piensan algunas personas, al igual que lo que estoy pensando. Pedimos cosas gloriosas de Dios, como la conversión de nuestra familia, y no podemos imaginar cómo podría ser malo para nosotros. ¿Cómo podría ser mohoso que Dios salve a nuestra familia?

No pretendo decir que esta es una solución rápida, y, sin embargo, creo que el principio que se establece allí debe ser aceptado, incluso si la aplicación esté en todas las situaciones es un poco más difícil de comprender. Esa es la primera ayuda que Dios me ha dado con respecto a cómo las oraciones a veces se contestan de manera diferente de lo que pediríamos.

Bendición de Ismael

Aquí está el otro. En cierto sentido, este pasaje de Génesis 17 es una aplicación de una manera de lo que acabamos de ver en Mateo 7. Aquí está el texto:

“Dijo también Dios a Abraham: A Sarai tu mujer no la llamarás Sarai, mas Sara[c] será su nombre. Y la bendeciré, y también te daré de ella hijo; sí, la bendeciré, y vendrá a ser madre de naciones; reyes de pueblos vendrán de ella. Entonces Abraham se postró sobre su rostro, y se rio, y dijo en su corazón: ¿A hombre de cien años ha de nacer hijo? ¿Y Sara, ya de noventa años, ha de concebir? Y dijo Abraham a Dios: Ojalá Ismael viva delante de ti”, (Génesis 17: 15–18).

En otras palabras, Abraham oró: “Dios, que Ismael sea la semilla elegida”. El texto continúa:

Dios dijo: “Respondió Dios: Ciertamente Sara tu mujer te dará a luz un hijo, y llamarás su nombre Isaac; y confirmaré mi pacto con él como pacto perpetuo para sus descendientes después de él. Y en cuanto a Ismael, también te he oído; he aquí que le bendeciré, y le haré fructificar y multiplicar mucho en gran manera; doce príncipes engendrará, y haré de él una gran nación”, (Génesis 17: 19–20).

Ahora, Abraham le había pedido a Dios en oración que Ismael fuera el hijo de la promesa. Dios dice explícitamente: “No”. Ahora, Dios podría haberlo dejado así, haber ido y haberle hecho a Ismael todo lo que iba a hacerle a Ismael. En cambio, se toma la molestia de decir: “Te he escuchado. Eso es lo que me hace hacer lo que le voy a hacer a Ismael. Te he escuchado y por eso voy a bendecir a Ismael de la manera en que lo voy a bendecir a él. Me has pedido que bendiga a Ismael, y no lo haré como lo pides, pero lo haré, y lo haré porque te escuché”.

Dios nunca hace nada

Ahora, ¿qué debemos aprender de esto acerca del no de Dios a nuestras oraciones? Aquí está lo menos que creo que podemos aprender. Incluso cuando Dios dice no a la intención específica de nuestra oración, no significa que no haya bendición en respuesta a la oración. De hecho, me atrevería a decir (trayendo otros textos, especialmente Mateo 7) que cuando oramos con el corazón correcto, nunca, nunca oramos en vano.

Mi colega Tom Steller solía decir: “Dios nunca hace nada en respuesta a la oración”. Estos dos pasajes, Mateo 7, Génesis 17, junto con muchos otros, me han mantenido durante sesenta años clamando a Dios aun cuando parece que lo específico que estoy pidiendo no se concede. Realmente creo que Dios siempre da cosas buenas a sus hijos, precisamente porque le preguntamos, y siempre porque le pedimos.

Las bendiciones que recibimos pueden no estar en la forma de las cosas que pedimos, pero se deben a nuestras oraciones. Se deben a nuestras oraciones, y son buenas.

Creo que se acerca un día, según Apocalipsis 8: 1–5, cuando todas las oraciones que alguna vez han sido oradas por el pueblo fiel de Dios, que durante miles de años sirvieron como un incienso y aroma agradables ante el trono de Dios, serán derramadas sobre la tierra por la consumación de la historia. Llevarán a cabo la consumación de la historia, y quedará claro que ninguna expresión de “santificado sea tu nombre” o “venga tu reino” o “hágase tu voluntad en la tierra” haya sido en vano.


Publicado en: NOTICIACRISTIANA.COM – John Piper, fundador y profesor de desiringGod.org. Durante 33 años, se desempeñó como pastor de la Iglesia Bautista de Belén, Minneapolis, Minnesota. Es autor de más de 50 libros. – Entérate diariamente de todas las noticias cristianas evangélicas.


Avivamiento Radio no se hace responsable por el contenido de este artículo. Solo publicamos artículos De Fuentes de confianza, pero es posible que se publiquen artículos con opiniones diferentes a los nuestros. Cada lector debe evaluar el contenido publicado con mucho cuidado. Si cree que hay algún problema con este artículo, le invitamos a ponerse en contacto con nosotros. Escríbenos a [email protected]


Opiniones

Deja un comentario


WhatsApp chat
A %d blogueros les gusta esto: