Canción actual

Título

Artista


Juan 5:6-8

6 Cuando Jesús lo vio allí, tirado en el suelo, y se enteró de que ya tenía mucho tiempo de estar así, le preguntó:

—¿Quieres quedar sano?

—Señor —respondió—, no tengo a nadie que me meta en el estanque mientras se agita el agua y, cuando trato de hacerlo, otro se mete antes.

Levántate, recoge tu camilla y anda —le contestó Jesús.

Cuando leo este pasaje me cautiva como Jesús es todo un caballero. Tenia el poder de tocarlo sin preguntar y sanarle. Incluso, pienso que con tan solo pasar frente al paralítico podía sanarle. Pero vemos un Jesús que nos ha dado libertad de escoger entre lo que el ofrece y lo que desamos hacer.  La decisión es nuestra. Otro punto que quiero tocar es la respuesta del paralítico -No tengo a nadie que me meta-. Y así somos nosotros muchas veces cuando Dios quiere movernos de nuestra zona de comodidad para transformar nuestras vidas, para ver su amor, poder, y cuidado en su máxima expresión. Nos limitamos, decidimos presentar excusas. Alguien una vez dijo: las excusas no son para el que las recibe sino para quien las da. Si Dios te esta llamando a salir de tu comodidad, ve de su mano ha donde quiera llevarte. Levántate, recoge tu camilla y anda.

~Para comentarios y peticiones de oración: [email protected]


Opiniones

Deja un comentario